Maternidad

Verano, crianza y trabajo

Termina Julio, y, en Agosto, cierro el chiringuito para ocuparme 100% de mí y de mi familia.  Aunque debo decir que en mi caso, vida y trabajo van mezcladas constantemente.

Mi móvil permanecerá operativo para consultas de lactancia, aunque probablemente derivaré a los grupos activos en la zona, o a alguna compañera para que se acerque al hospital o domicilio, si se precisa.

En cuanto a mi otro trabajo, ya sabéis que gran parte es desde casa, o donde me halle; este mes de julio, he montado mi despachito en la terracita de un apartamento con vistas a los niños chapoteando en la piscina 😍

¡Esto sí que es conciliar!

Pues si, aprovechar una pausa para remojarte con tus hijos, es increíble.

Pero no tener que hacer malabares para que queden atendidos cuando se ponen en enfermos, mucho más. 

Cuando fuí Madre tuve muy claro que no volvería al ritmo frenético de la publicidad, al menos no de aquella manera. De hecho, cambié de profesión, por una que me permitía criar, y además ¡junto a otras madres! Y, entre otras cosas, nos ahorramos las guarderías.

Cierto que a veces trabajar así, con niños pequeños, no es tan productivo, y nos cansamos el doble (porque además de ese e-mail importante, ese cliente al que hay que atender, etc.., hay que ayudarles con todo, entretenerlos en los ratos aburridos, etc).

Y, por supuesto, también existen momentos de crisis…

Pero todo esto me hace pensar que quizá lo que ocurre es que, de alguna manera, la crianza se ha ocultado de la vida pública, relegándose a la vida privada. Como una separación entre la vida de los adultos, y la de los niños. Y que por eso nos cuesta tanto criar y conciliar. 

Porque los niños no solo no van nunca a los trabajos de los padres, ni están en los lugares donde estamos los adultos,  si no que además está mal visto y se evita de todas las maneras: si tu niño se pone malo no puedes llevarlo al trabajo o no puedes ese día trabajar desde casa, si tienes una reunión o un viaje no puedes llevarlo contigo, etc… esta separación hace que quizás seamos más productivos, pero también que ocurran cosas tristes, como que pasemos muchas horas separados, o que tengamos que decidir entre criar o trabajar…

Por lo que siento que lo que deberíamos hacer es luchar por una sociedad que integre la crianza en la vida pública, que permita tener a los niños cerca, con guarderías en los trabajos, o cierta flexibilidad para hacer trabajo en casa, o bien que nos puedan acompañar, sin que nada de esto nos haga parecer menos profesionales.

Porque somos humanos, y los humanos criamos.

Y lo que iba a ser un post para desearos unas felices vacaciones, se ha convertido en un alegato a la conciliación 😅

Pero una cosa no quita la otra, así que ¡feliz verano en familia! Disfrutad del mar, del campo, de la montaña o de la piscina, o de todo junto, y haceros muchas fotos, presumid de vuestros cuerpos de Madres, pero también de mucho amor y felicidad con vuestros peques. Porque a fin de cuentas, lo que van a recordar ellos, son los momentos vividos.

 

317af3ff-ef9f-4594-be87-4f0b682b27a4

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s