DOULA

Entrevista. Doulas.

Hace unos meses, unas periodistas muy amables de un medio de cuyo nombre no quiero acordarme, me contactaron para hacerme una entrevista, como Doula, y como socia y “activista” del parto respetado en Dona Llum Associació Catalana per un Part Respectat. Me costó acceder, pero me prometieron que iban a ser preguntas respetuosas y nada tendenciosas… y, probablemente por ello, la entrevista no se llegó a publicar. Así que lo haré yo, que para eso tengo el blog, y porque, a pesar de los años que llevamos en esto, sigue conveniendo -y mucho- que el mundo sepa qué hacemos las Doulas realmente, y qué no. Claro que mi humilde blog no tiene tanta difusión como aquel medio, así que os animo a compartir, si os gusta. Aquí va:

– ¿Qué es una Doula? Si tuvieras que dar una definición, ¿cuál sería?

Una Doula es una mujer que opta por trabajar acompañando a otras mujeres en alguna o todas las fases de la maternidad (embarazo, parto, posparto), pero también en la pérdida perinatal y otros procesos maternales (preconcepción, infertilidad…) Este acompañamiento consiste en ofrecer apoyo emocional, sin juzgar las decisiones ni interferir en éstas, y en aportar información cuando sea requerida. En ningún caso se trata de un acompañamiento sanitario, si no complementario al que ofrece el profesional de referencia (matrona, ginecólog@)…

¿Cuál es el rol de la Doula en el embarazo?

Durante el embarazo las madres se adentran en un mundo de nuevas sensaciones y sentimientos (a menudo contradictorios) y sienten la necesidad de estar acompañadas. La Doula conoce y comprende las implicaciones emocionales de esta etapa, así como los cambios fisiológicos, y ayuda a que la mujer resuelva sus dudas, entienda lo que le sucede y, sobre todo, que nunca se sienta sola. La Doula también sabe dónde encontrar información fiable y actualizada, como protocolos, estudios científicos, etc para proporcionar a la madre cuando ésta los requiera, o facilitarle las fuentes para que busque ella misma, por ejemplo, para encontrar la opción de parto que más le convenga, si todavía no lo tiene claro. Puede acompañar a la madre a las visitas prenatales, ayudar a la pareja a elaborar un Plan de Parto… en realidad, el “trabajo” dependerá de las necesidades específicas de cada mujer.

-¿Y en el parto? 

El acompañamiento al parto normalmente se inicia antes, con un par o más de visitas prenatales (el número de éstas depende de las necesidades de cada madre, y/o de la forma de trabajar de la Doula) y, a partir de la semana 37-38, se suele iniciar la guardia, lo cual significa que el teléfono de la Doula estará 24h disponible para cuando comience el parto. El rol de la Doula durante el parto, ya sea en casa, en el hospital, clínica, o casa de nacimientos, es permanecer junto a la madre en todo momento, discreta, atenta a sus necesidades, apoyándola físicamente cuando sea necesario, y acompañándola emocionalmente hasta que finalice el proceso del nacimiento, el cual siempre debe ser atendido por el correspondiente personal sanitario.

-¿Cuál es la función en el posparto?

En el posparto, el acompañamiento tiene lugar en el domicilio de la madre, visitándola con la frecuencia que se haya acordado. Se ocupa de su estado y de todo lo que pueda sostenerla y ayudarla a cuidar de su bebé. Casi siempre, ella tiene los recursos personales y las capacidades necesarias para criar a su recién nacido, pero a veces es complicado que, con la intensidad de la experiencia, el cansancio y las interferencias del entorno, pueda escuchar su propia voz. Entonces, la tarea principal de la Doula es escuchar y validar sus estados emocionales, reconocer y reforzar las capacidades innatas de la madre, por tal de que ella misma pueda escucharse y emprender su búsqueda personal con contención, confianza y alegría.

-¿Y en el duelo por la pérdida? 

Para una madre que ha sufrido una pérdida no hay nada más necesario y terapéutico que poder hablar de su bebé. Y para poder hacerlo y elaborar así su duelo, es necesario que la persona que la escuche sea empática, comprensiva, respetuosa, formada, que no juzgue, y que no opine. La Doula además puede facilitar los recursos que necesite.

-¿Las Doulas también asesoráis en Lactancia?

Aquí siempre digo lo mismo: las Doulas no son asesoras de lactancia, aunque algunas lo son. La formación en lactancia de las Doulas es mucho más básica, aunque suficiente para ayudar a instaurarla, detectar problemas y derivar al profesional adecuado cuando sea necesario. En el que sí son expertas las Doulas, es en las implicaciones emocionales de esta etapa: porque el pecho no es solo la succión y la duración de las tomas, es el bebé que nos devora, el vaciarse el uno en el otro, la soledad…

– ¿Nos puedes explicar brevemente cómo te convertiste en Doula? (tu recorrido desde el mundo de la Publicidad hasta aquí)

No soy una excepción, pues, como la mayoría de Doulas, llegué hasta aquí a raíz de mi propia maternidad. Quizá un poco antes, ya que trabajaba en la revista Embarazo Sano, y empecé a interesarme por el tema. Pero en realidad, hasta que la empresa no hizo un ERE justo cuando me tocaba reincorporarme tras la baja maternal y el periodo de lactancia compactado, no di el paso. Me formé como Doula en 2010.

-¿Qué formación recibe una Doula?

Bueno, cabe decir que las formaciones no están muy unificadas y hay de todo tipo, desde las que se realizan en un fin de semana, hasta las de un año, y las presenciales y las on-line… las presenciales y las de un curso académico son las más recomendables porque además de la teoría (fisiología del embarazo, del parto, de la lactancia, psicología del posparto, etc) son talleres muy vivenciales donde también aprendemos las herramientas básicas del arte de acompañar, como la empatía, la escucha activa, el no juzgar, no interferir, no proyectar… En estas formaciones habitualmente participan comadronas, psicólogos perinatales, coaches y otros profesionales de la maternidad que aportan sus puntos de vista, resultando muy potente y enriquecedor, además de las redes de colaboración que se entretejen. Las Doulas que estamos en activo además asistimos a otros cursos, seminarios, congresos para actualizarnos. Formación contínua.

-¿Nos puedes explicar brevemente cómo llegaste a Dona Llum Associació Catalana per un Part Respectat y cuál es tu función? ¿Participas como Doula o no es un factor determinante?

Llegué a Dona Llum en 2008, embarazada de mi primera hija, buscando información sobre parto natural. Recuerdo que envié un correo con una consulta sobre los protocolos de un hospital determinado, y me contestaron enseguida. Lo que no recuerdo es por qué tardé tanto en hacerme socia (2012), cuando ya lo era de El Parto es Nuestro. Actualmente en Dona Llum soy vocal y coordinadora de los grupos de apoyo (dos en Barcelona, uno en Lleida y otro en Girona). Ah! Y la responsable y conductora del grupo de Casa Sagnier en Barcelona. Pero no participo como Doula ni como profesional (a ver, no negaré que aprovecho mis conocimientos y pongo en práctica las herramientas de escucha activa, etc, pues son un plus!) , pero me presento como socia de Dona Llum y una usuaria más, jamás como Doula. No queremos que se pierda la esencia de los grupos de ayuda mútua, de madre a madre.

-¿Como recibíis las Doulas la postura oficial de la Associació Catalana de Llevadores, que considera que no tenéis formación suficiente y que ejercéis intrusismo profesional?

Las Doulas trabajamos en colaboración con otros profesionales, no en competición. De ningún modo sustituímos su trabajo, si no que lo complementamos; de hecho en EEUU y otros países de Europa está instaurada esta complementariedad. Nuestra función es acompañar a la mujer durante la maternidad (escucha activa y apoyo emocional), no acompañamos partos sin asistencia sanitaria (sabemos que la persona cualificada para atender el parto normal es la comadrona), y no somos ningún peligro para las madres y los bebés, si no una herramienta más de las tantas otras disponibles, y confiamos en la capacidad de cada mujer para escoger la que más se ajusta a sus deseos y expectativas.

-¿Tenéis relación de colaboración con algunas comadronas concretas?

Por supuesto! Hay muchas comadronas que respetan las decisiones de las madres que han optado por acompañarse de una Doula.

-¿Qué técnicas o terapias utilizáis en vuestro trabajo? ¿Puedes citarnos dos o tres concretas?

Cero! El acompañamiento que realiza una Doula no está relacionado con ninguna terapia. Pero es cierto que algunas Doulas son terapeutas (o abogadas, peluqueras, cocineras… ) El caso es que si no mezclamos otras profesiones con el acompañamiento, tampoco deberíamos las terapias! Ni éstas deberían ofrecerse en formaciones, porque crea confusión.

-¿Qué diferencia a una Doula del resto de profesionales implicados en un parto (gine, comadrona)?

Las Doulas no ejercemos funciones sanitarias, no asistimos partos, “sólo” acompañamos. Estamos junto a la madre en todo momento, no hacemos cambios de turno. Es un apoyo continuo, una presencia, alguien que no tiene prisa y que proporciona la confianza de la experiencia. El apoyo a la mujer que está de parto es mucho más eficaz cuando es alguien ajeno al hospital.

-¿Qué modelo de parto defiendes tú personalmente y defienden las Doulas como comunidad (si es que existe una postura común o mayoritaria)?

Las Doulas sabemos que lo ideal es un parto y nacimiento lo más natural posible, que esto ayuda a una buena instauración de la lactancia, a un mejor posparto, a un bebé y una madre más conectados… Pero la Doula nunca ha de imponer a la madre su propia ideología o creencias personales sobre cómo ha de ser el parto, el posparto o la crianza. No podemos perder la conciencia de que cada mujer es única y ha de ser respetada en su singularidad, en todo momento. Si una madre, con toda la información sobre la mesa, desea una cesárea, lo respetamos y apoyamos, estaremos allí y después ayudaremos a instaurar la lactancia, acompañaremos el posparto con mucho mimo y cuidado, etc etc. Otra cosa es que, como defensora del parto respetado, opine que hay demasiada medicalización y desinformación y que se están haciendo muchas cosas mal pese a la evidencia científica y recomendaciones de la OMS. Pero las decisiones de las madres, ni como Doula ni como mujeres, deberíamos juzgarlas.

-¿Crees que la figura de la Doula se podría integrar en cualquier tipo de parto (hospitalario y en casa, fisiológico o medicalizado)? ¿Esto ya sucede?

Por supuesto, Yo he acompañado partos tanto en casa como en hospital. De hecho creo que dónde somos más útiles, es en los hospitales…

-Gracias por tu tiempo, Sonia!

De nada. ¿Me podéis pasar la entrevista antes de publicarla? 😉

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s